Producir polen y criar ácaros para combatir la alergia

Gramíneas

Las vacunas ayudan a muchas personas a luchar contra la alergia, pero ¿sabes cómo funcionan? Básicamente se trata de administrar al alérgico la sustancia que desencadena sus reacciones. La cantidad va aumentando poco a poco y así se consigue que el organismo la tolere.

Por eso, si eres alérgico al polen, las vacunas deben estar hechas con el polen que te provoca la alergia.

Y si eres alérgico a los ácaros, las vacunas deben fabricarse con ácaros.

45 héctaras para polen

Pero, ¿de dónde salen el polen y los ácaros para las vacunas?

Una empresa productora de vacunas, Stallergenes, ha anunciado que se ha convertido en líder mundial en la producción de polen de gramíneas y ácaros.

En Amilly, en el departamento francés de Loiret, tiene 45 hectáreas dedicadas a producir polen de gramíneas, que se ampliarán hasta las 150 hectáreas en los próximos cinco años, lo que solo alcanzaría para cubrir la mitad de las necesidades de producción de vacunas de esta empresa.

Tal es el volumen, que para extraer el polen de las plantas emplean una aspiradora gigante autopropulsada.

Además, Stallergenes produce cada año nada menos que 500 kilos de ácaros.