¿Qué es el asma?

El asma es una enfermedad pulmonar crónica caracterizada por problemas respiratorios que se repiten con mayor o menor frecuencia y síntomas como fatiga, pitos o silbidos al respirar, tos y sensación de opresión en el pecho.

Las personas que sufren de asma tienen los bronquios, los conductos que llevan el aire a los pulmones, inflamados y debido a ello son muy sensibles a determinados agentes ambientales llamados desencadenantes.

En las personas susceptibles, los ácaros del polvo, pólenes y pelo de gato, los virus respiratorios, el humo del tabaco, el ejercicio físico, ciertos medicamentos y algunas sustancias químicas provocan la inflamación de las vías aéreas.

Los bronquios inflamados se vuelven más gruesos y son muy sensibles a los cambios ambientales, ante los que responden estrechándose, aparecen entonces los síntomas y los ataques o crisis de asma.

Cuando esto sucede, los síntomas se acentúan cada vez más y la respiración se hace difícil debido a que el gran estrechamiento de los bronquios limita la entrada y salida de aire a los pulmones.

Fuente. Respirar.