Retiran zapatos con dimetilfumarato, pero no revelan la marca

La denuncia de un consumidor de Córdoba que sufrió una reacción alérgica cutánea provocada por zapatos que contenían dimetilfumarato desencadenó la retirada del mercado de dos modelos de zapatos.

La Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía inmovilizó el calzado, indicó a los servicios provinciales que lo retiren del mercado y en una nota explicó que al tratarse de un producto de temporadas pasadas, es poco probable que haya existencias en los comercios.

Sin embargo se ha negado ha revelar la marca y el modelo de los zapatos que pueden provocar alergia.

El dimetilfumarato es un producto prohibido que se usa en lugar de Silica gel para combatir el moho y la humedad en zapatos, sofás y otros productos y que lleva años provocando severas reacciones alérgicas en distintos países europeos, incluyendo España.

La Consejería de Salud andaluza dice que ante cualquier síntoma hay que dejar de utilizar el calzado, acudir al médico y poner el hecho en conocimiento de las autoridades de Consumo. Y recuerda que para cualquier reclamación es aconsejable guardar el ticket de compra, la caja o incluso las propias bolsitas para documentar esa queja, así como el parte médico en el que se indique la lesión y el tratamiento.

Si además, la Consejería de Salud revelara la marca y el modelo de los zapatos que tienen dimetilfumarato podría evitar que las personas que ya los han comprado, los usen y se expongan a sufrir reacciones alérgicas, como picor, enrojecimiento de la piel, erupciones, quemaduras y eczemas.

Y contribuiría a generar la confianza de los consumidores en el calzado.

Pero ha decidido no hacerlo.