Sexo y alergia

La alergia afecta a nuestra vidas en muchos aspectos, incluyendo el sexo. Cuando no paras de sonarte la nariz o de estornudar y tienes los ojos llorosos, no sueles estar embargado por deseos sexuales. Tampoco crees que en esas condiciones puedas despertar deseos sexuales en nadie.

Cuando no puedes respirar por la nariz, un simple beso puede resultar bastante complicado.

Además, si la alergia te ha impedido dormir, puede que sencillamente estés demasiado cansado para el sexo.

O puede incluso que la medicación que estés tomando disminuya tu deseo sexual.

Si a pesar de todo, te lanzas a disfrutar, puede que la propia actividad sexual desencadene un ataque de asma.

La cosa se complica más todavía si sufres alergia al látex, ya que los preservativos normales pueden causarte reacciones graves.

Y si sufres, como le ocurre a algunas mujeres, alergia al semen, ya ni te cuento.

Los médicos dicen que si controlas tu alergia puedes evitarte buena parte de estos problemas.

Pero todos sabemos que no es una tarea fácil.

Tampoco es sencillo que tu pareja comprenda la mayoría de estos problemas.

Al menos ahora empieza a hablarse de todo esto.

Incluso hay algún estudio científico sobre el impacto de la rinitis alérgica en la actividad sexual, que no soluciona el problema, pero quizá te ayude a explicarle a tu pareja lo que te sucede.

2 comentarios de “Sexo y alergia

  1. Para la alergia a los condones de latex existen de poliuretano, que solucionan la alergia al semen y al latex.

    Y si durante el sexo me da un ataque de asma, ¿no está para eso el inalador?

    • Hola Keil:
      Evidentemente existen esas soluciones, ¡afortunadamente! Sin embargo, tal como decimos,la alergia y el asma afectan nuestra vida sexual.
      Un saludo,

Los comentarios han sido cerrados.