Si el sexo o los besos te provocan hormigueo puede ser amor o alergia

Beso

Aunque te laves los dientes o esperes horas después de comer, no puedes impedir provocar una reacción alérgica al besar a una persona que sufre una alergia alimentaria o a los medicamentos, según explican los alergólogos que acudieron a Phoenix, Arizona, para la reunión anual del Colegio de Alergia, Asma e Inmunología de los Estados Unidos (ACAAI en sus siglas inglesas).

Si tienes alergia alimentaria, no es raro que tengas una reacción después de besar a una persona que ha comido un alimento o ha tomado por vía oral una medicina a la que eres alérgico, declaró el alergólogo Sami Bahna, presidente de ACAAI. Incluso algunos pacientes reaccionan después de que su pareja se ha cepillado los dientes o varias horas después de comer porque en la saliva se excreta la comida o medicina que el cuerpo ha absorbido.

Las alergias provocadas por besos son sobre todo comunes en personas con alergias alimentarias o a los medicamentos.

Los síntomas incluyen hinchazón de los labios o la garganta, sarpullido, urticaria, prurito y sibilancias.

¿Cómo evitar las alergias provocadas por besos?

Los alergólogos recomiendan que la persona que no tiene alergia se lave y enjuague la boca y evite comida a la que es muy alérgica la persona a la que va a besar durante 16 a 24 horas. Pero puede que incluso estas precauciones no sean suficientes.

El doctor Bahna presentó el caso de un médico de 30 años alérgico a los cacahuetes, que sufrió recurrentes episodios de anafilaxia, una reacción alérgica potencialmente mortal.

Este paciente desarrolló hinchazón en los labios y picor en la boca después de que su novia le diera un beso.

Ella había comido cacahuetes dos horas antes, pero se cepilló los dientes, se enjuagó la boca y masticó un chicle antes de verle.

En relaciones más íntimas, las alergias también pueden provocar problemas.

Los alergólogos han visto casos de personas que tienen alergias a espermicidas, lubricantes, látex e incluso al semen de su pareja.

Algunas personas presentan urticaria o sibilancias -pitos- provocados por las sustancias naturales liberadas por el cuerpo durante las relaciones sexuales.

A las personas alérgicas al semen de su compañero, el doctor Bahna les recomienda condones o tratamientos de desensibilización, aunque en los casos más leves, los antihistamínicos pueden ser suficientes.

Bahna cree que podría haber muchas personas que sufran estos problemas, que por vergüenza no consulten al médico y las anima a hacerlo para evitar sufrimientos inútiles.

Fuente: ACAAI.