Más sufrimientos por los sofás y zapatos tóxicos

Otra vez hay gente sufriendo después de haber comprado sofás y zapatos que muy probablemente contengan dimetilfumarato (DMF), una sustancia prohibida en la Unión Europea porque provoca distintas reacciones alérgicas: mucho picor, reacciones en la piel que parecen quemaduras y problemas respiratorios. A pesar de la prohibición, el dimetilfumarato es usado en lugar de Silica…