Tráfico y contaminantes en el hogar multiplican el riesgo de asma infantil

trafico contaminacion

La suma de tráfico y contaminación en el hogar, provoca mayor riesgo de asma infantil que cualquiera de estos dos factores por separado.

Científicos especialistas en salud ambiental de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cincinnati (UC)  han demostrado que los niños expuestos a altos niveles de partículas relacionadas con el tráfico y endotoxinas de interior, al comienzo de sus vidas, tienen seis veces más probabilidades de sufrir sibilancias (pitos) persistentes que los niños expuestos a bajos niveles de tráfico y contaminantes de interior.

Las endotoxinas son componentes de bacterias que se cree que desencadenan reacciones alérgicas.

Aparentemente, se trata del primer estudio que considera los efectos combinados de la exposición al tráfico y a las endotoxinas en la infancia como indicador de asma en etapas posteriores de la vida.

Basándose en un estudio a largo plazo de niños con alto riesgo de alergias en la vida adulta, los investigadores de la UC han encontrado que el 36% de los niños estudiados que fueron expuestos a altos niveles tanto de contaminación relacionada con el tráfico como de endotoxina mostraban sibilancias persistentes a los tres años, un signo de alerta temprana de asma y otras enfermedades pulmonares.

Mientras que sólo el 11% de los niños expuestos a bajos niveles de alergenos de interior y exterior experimentaron sibilancias.

El 18% de los niños expuestos a bajos niveles de endotoxinas en interiores y altos niveles de partículas relacionadas con el tráfico experiementaron sibilancias persistentes.

La exposición solo a endotoxinas parece tener poco efecto.

Tanto las partículas relacionadas con el tráfico como las endotoxinas parecen desatar una respuesta inflamatoria en los niños estudiados.

Cuando ambas actúan, el efecto se amplifica y tiene un mayor efecto en la respuesta del cuerpo, explica Patrick Ryan autor principal del estudio.

Cuanto antes ocurre esta exposición, más impacto tiene a largo plazo. El desarrollo de los pulmones llega hasta los 18 o 20 años. La exposición temprana tanto a la endotoxina como al tráfico tiene un mayor impacto en los pulmones que se están desarrollando que en los adultos, cuyos pulmones ya están desarrollados, agrega.

Fuente: UC. Foto: biofriendly/Creative Commons.