Un coche que ayuda a controlar la alergia al polen y el asma

Imagina un coche que te alerte sobre los niveles de polen a los que eres alérgico, que regule el sistema de climatización para eliminar alérgenos o que emplee servicios de localización para recordarte comprar los medicamentos contra la alergia cuando pase cerca de una farmacia.

En Ford están trabajando para que este coche sea una realidad empleando Sync, un dispositivo que ofrece un sistema de navegación, manos libres, música y otros servicios y que puede usarse para conectar con dispositivos médicos -como los que monitorizan los niveles de glucosa a los diabéticos- y aplicaciones para teléfonos móviles.

Algunas de estas funcionalidades tardarán en implantarse, pero en los Estados Unidos podrán disfrutar de otras este mismo año.

Sí, las personas con alergia al polen podrán disponer dentro de solo unos meses del pronóstico del polen en su vehículo.

Lo harán empleando una aplicación para iPhone que además ofrece información y alertas para asma, resfríos, tos y sensibilidad ultravioleta. El vídeo que tienes más arriba te permitirá hacerte una idea de su funcionamiento aunque no hables inglés.

En España estamos muy lejos de poder contar con servicios como éste ya que ni siquiera hay captadores de polen que permitan obtener información en todas las provincias, sin embargo, Ford ofrece modelos -como el C-Max y el Grand C-Max- que cuentan con certificados de interior antialergia.

Los comentarios han sido cerrados.