Un descubrimiento podría ser clave para nuevos tratamientos contra el asma inducida por alergia

inhaladorNuevas esperanzas para los que sufren de asma inducida por alergia. En una investigación que podría conducir a nuevos medicamentos contra el asma, científicos estadounidenses de la Escuela de Medicina de Yale, de Hydra Biosciences  y de la Universidad de California, en San Francisco,  han descubierto que una proteína puede ser desencadenante del asma inducida por  alergia en ratones.

También han demostrado que un fármaco conocido por reducir la inflamación y el dolor neuropático también podría inhibir los síntomas de asma en ratones.

En la últimas décadas se ha producido un aumento espectacular de los casos de asma. Los científicos saben que el asma supone una respuesta inmune a alérgenos inhalados que se traduce en inflamación, secreción de moco y constricción bronquial.

Pero las limitaciones de los tratamientos existentes dirigidos al sistema inmune  sugieren que otros mecanismos fisiológicos pueden estar implicados en la inflamación asmática.

El nuevo estudio analiza la función de la proteína TRPA1. Aunque la función exacta de la TRPA1 en la inflamación de las vías respiratorias por asma no está completamente entendida, los científicos saben, por investigaciones anteriores, que funciona como un sensor de irritantes químicos, como el humo del tabaco y ciertos químicos que desencadenan el asma.

La TRPA1 se encuentra en los nervios de las vías respiratorias relacionados con el dolor y la irritación y que desencadenan la tos y los estornudos.

Los investigadores descubrieron que los ratones sin TRPA1 mostraban menos signos de asma. Según el autor principal del documento, Sven-Eric Jordt,  profesor asistente de farmacología en la Escuela de Medicina de Yale,

En comparación con ratones normales, los que carecen del gen de TRPA1 habían disminuido la inflamación, el moco en las vías aéreas y la broncoconstricción.

Además, cuando el equipo de Yale-Hydra administró un agente farmacológico, el HC-030031, que es conocido por inhibir el dolor relacionado con TRPA1, a los ratones con asma, sus síntomas se redujeron.

El bloqueo de TRPA1 puede impedir la infiltración de los pulmones por las células inflamatorias responsables de los síntomas del asma como sibilancias y el exceso de moco, explicó Jordt.