Una molécula que protege del asma y la EPOC

ADNLa herencia juega un importante papel en nuestra salud, haciéndonos, en algunos casos, más vulnerables a ciertas enfermedades y, en otros, protegiéndonos de algunos males.

Pero a veces, la diferencia entre la salud y la enfermedad es tan pequeña que se encuentra en una molécula.

Recientemente, científicos de los Estados Unidos han descubierto que una variante genética podría estar asociada con una mejor conservación de la función pulmonar en niños con asma y adultos que fuman.

Y se trata de una diferencia importante, porque los adultos con esta variante genética reducen su riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC en un 35%.

Esta admirable variante aparece en un nucleótido, una de las moléculas que forman nuestro ácido desoxirribonucleico o ADN, una macromolécula que forma parte de todas las células y contiene la información genética básica para nuestro desarrollo y funcionamiento.

Fuente: National Institutes of Health.