Una transfusión provoca una reacción alérgica por cacahuetes

cacahuetes

Sucedió en Holanda, un chico de seis años recibió una transfusión de sangre y sufrió un shock anafiláctico -una reacción alérgica muy grave- porque los donantes habían comido cacahuetes.

El caso fue publicado en una carta al prestigioso New England Journal of Medicine escrita por por médicos del Centro Médico de la Universidad Radboud de Nimega.

En ella explican que las reacciones anafilácticas por transfusiones de sangre son raras y que ya en 2003 se había especulado con la posibilidad de que pudieran ser desencadenadas por la la presencia de alérgenos -sustancias que pueden desencadenar alergias- provenientes de los alimentos.

Algo que pudieron comprobar en la práctica.

Un niño de seis años, enfermo de leucemia, recibió una transfusión y reaccionó con urticaria, baja tensión y dificultades para respirar.

Solo reaccionó a la media hora, después de que le inyectaran adrenalina.

Los análisis de sangre confirmaron que después de la transfusión, el niño había sufrido una reacción alérgica de tipo I que no había sido provocada por la medicación ni por látex que podía estar presente en el material sanitario o los guantes del personal sanitario.

Más tarde, la madre recordó que el niño había sufrido una reacción alérgica a los cacahuetes cuando tenía un año. Desde entonces no había vuelto a probarlos.

Cinco de los tres donantes confirmaron que habían comido cacahuetes la noche antes de la donación.

Luego los médicos holandeses realizaron estudios que confirmaron que los alérgenos contenidos en los cacahuetes podían encontrase en la sangre.

Y que esta podría ser la causa de algunas reacciones alérgicas por transfusiones de sangre.

Foto: Neon at ml.wikipedia/Creative Commons.