El cloro de las piscinas triplica el riesgo de alergia

Chico en la piscina

Los niños menores de tres años que pasan media hora a la semana en una piscina con cloro multiplican por tres su riesgo de tener alergia a los ácaros a los siete años.

Y si pasan más horas en la piscina, el riesgo aumenta y puede multiplicarse por cuatro.

Es la conclusión de un estudio publicado en el International Journal of Hygiene and Environmental Health y realizado con pequeños que frecuentaban piscinas con cloro, situadas tanto al aire libre como en interiores.

Foto: marygiordano/Creative Commons.