El polen durante el embarazo aumenta el riesgo de asma

Embarazada

Un nuevo estudio realizado en Suecia sugiere que la exposición a altos niveles de polen en las últimos meses del embarazo aumenta el riesgo de asma infantil.

Antecedentes

Estudios anteriores habían demostrado que nacer en temporadas de polen aumenta el riesgo de alergia, pero como los niveles pueden variar de año en año, los científicos escandinavos quería saber si había una relación directa entre estos niveles y el riesgo de asma.

Por eso, los investigadores de la División de Medicina Ocupacional y Ambiental de la Universidad de Umeå han llevado a cabo un estudio sobre 110.000 embarazos, en la zona de Estocolmo, y comprobaron que la exposición a altos niveles de polen, en las últimas doce semanas del embarazo, aumentaba el riesgo de que el niño fuera hospitalizado por asma en su primer año.

Causas

Las razones no están claras y los investigadores creen que podría ser que la madre sufriera reacciones alérgicas o asma, lo que afectaría al medio en que se desarrolla el niño, afectando a su sistema inmune.

O que debido a las reacciones alérgicas de la madre se produjera un parto prematuro, lo que por sí mismo aumenta el riesgo de problemas respiratorios en el niño.

Esta investigación ha sido publicada en Allergy, Asthma & Clinical Immunology.