¿Es la alergia una discapacidad?

Recientes decisiones judiciales de cortes de los Estados Unidos establecen que algunas alergias alimentarias pueden ser calificadas como discapacidades.

En uno de estos casos, un centro de día se negó a recibir a un niño que tiene alergia a los frutos secos. Su madre acudió a los tribunales y en primera instancia recibió una sentencia desfavorable, pero apeló y un tribunal superior avaló el derecho del niño a ingresar en el centro, apoyándose en una ley nacional sobre discapacidad.

En otro caso, invocando la misma ley,  se llegó a un acuerdo para que una universidad ofrezca comidas sin gluten a los estudiantes e indemnice a quienes no pudieron contar con ellas, lo que sienta un precedente favorable a otras personas que sufran de alergias alimentarias.

Es una discapacidad

Organizaciones médicas y de alérgicos apoyan este punto de vista.

Así, la Red de Alergias Alimentarias y Anafilaxis (FAAN) afirma que la ley permite que la alergia alimentaria sea considerada una discapacidad.

Mientras que la Fundación del Asma y la Alergia de América (AAFA) explica que según las normas vigentes en los Estados Unidos, una persona con una discapacidad es alguien que tiene un impedimento físico o mental que limita sustancialmente una o más actividades importantes de la vida.

Y como respirar, comer, trabajar e ir a la escuela son actividades importantes de la vida,  el asma y las alergias deben entenderse como discapacidades, incluso si los síntomas se controlan con medicación.

Convención Internacional

A finales de 2006, las Naciones Unidas aprobaron la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad que dice:

Las personas con discapacidad incluyen a aquellas que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás.

Esta convención fue ratificada por España a finales de 2007 y para cumplir con las obligaciones que impone, se ha adaptado la norma mediante una ley de 2011.

¿Servirá para reclamar los derechos de las personas con alergia y asma?