Las cucarachas provocan alergia y asma

Cucaracha

Las cucarachas, sus huevos y sus excrementos pueden desencadenar alergia y asma.

Estos insectos suelen aparecer en casas húmedas, antiguas o poco limpias, pero incluso las viviendas más modernas e higiénicas no se libran de ellas.

Puede que no veas cucarachas en tu casa pero que sin embargo haya restos en el polvo y que sean el origen de tus reacciones alérgicas o ataques de asma.

De hecho, un reciente estudio de la Universidad de Columbia analizó el polvo de la cama de más de 200 niños de Nueva York y descubrió que la presencia allí de alérgenos -sustancias que provocan alergia- de cucarachas era la causa del asma en ciertos barrios.

Síntomas de alergia a las cucarachas

Pueden ser muy variados e incluyen:

  • Estornudos.
  • Picor de ojos, nariz, boca, garganta y oídos.
  • Nariz tapada o con mucosidad acuosa y que obliga a usar muchos pañuelos.
  • Tos.
  • Lagrimeo.
  • Ojos rojos o conjuntivitis.
  • Pitos (sibilancias) y otros problemas para respirar.
  • Ataques de asma.

Cómo saber si tienes alergia a las cucarachas

Solo lo puede diagnosticar un médico haciéndote pruebas de alergia.

Consejos para combatir a las cucarachas

Cuando sufres de alergia lo más práctico es evitar lo que te la provoca, por eso si sufres de alergia a las cucarachas lo mejor es luchar contra ellas evitando que vivan y se alimenten en tu casa.

Aquí tienes algunos consejos para evitar cucarachas:

  • Mantén el cubo de basura siempre cerrado y vacíalo frecuentemente.
  • La limpieza es lo primero, especialmente en lugares húmedos como baños y fregaderos.
  • Guarda los alimentos en recipientes herméticos.
  • No dejes sobras de comida, platos sucios o restos de comida de animales.
  • Repara las fugas de agua.
  • Si se te derrama agua u otros líquidos, sécalos inmediatamente.
  • Tapa las grietas o agujeros de las paredes.
  • Usa trampas contra las cucarachas.