Invalidez absoluta por alergia a los excrementos de aves

Palomas en Plaza Cataluña

Un juzgado reconoció la invalidez absoluta a una trabajadora del Turismo de Barcelona afectada de alveolitis alérgica como consecuencia de la exposición continuada a los excrementos de palomas y otras aves habituales en la ciudad.

La resolución judicial admite que la presencia masiva de excrementos de palomas y loros en la Plaza de Cataluña y las Ramblas de Barcelona, donde GTV era informadora turística ha sido la causa desencadenante de la alveolitis alérgica que a día de hoy sufre.

Una patología grave

Esta patología constituye una grave afectación del sistema respiratorio que en casos severos como el que presenta GTV puede evolucionar hasta convertirse en fibrosis pulmonar.

Los excrementos de las aves actuaron en este caso como alérgenos afectando de forma importante y permanente a la salud de GTV, que quedó incapacitada para realizar cualquier tipo de actividad profesional, ya que no puede hacer ni el más mínimo esfuerzo.

Enfermedades profesionales

Atendiendo al alcance de la afectación, la sentencia se pronuncia de forma favorable a la petición expresada por el Colectivo Ronda y reconoce a GTV la condición de invalidez absoluta derivada de accidente de trabajo.

Tal como afirma el Colectivo Ronda, sentencias como esta evidencian una vez más las dificultades que demasiado a menudo deben hacer frente los trabajadores para conseguir que sus patologías sean reconocidas como enfermedades profesionales o derivadas de accidente de trabajo.

A lo que nosostros agregamos que son muchos los trabajadores que sufren de alergia y asma a causa de su trabajo, una situación especialmente acusada entre quienes trabajan en la limpieza, servicios de salud y agricultura, entre otros sectores.

Foto: Joan Valls/Creative Commons.