Las mujeres tienen tienen más riesgo de alergia y asma

Estornudo

Todo se debe a una hormona sexual masculina, la testosterona, que hace que los hombres suelan ser más musculosos que las mujeres y tengan voces más profundas y más vello corporal. Pero hay otras diferencias importantes que no resultan tan evidentes: los hombres tienen menos posibilidades que las mujeres de padecer enfermedades inflamatorias y alergias.

También ésto se debe a las hormonas sexuales masculinas, según un estudio que acaba de publicarse.

Las mujeres son las más afectadas por  enfermedades como la artritis reumatoide, la psoriasis o el asma, explica uno de los investigadores, el profesor Oliver Werz de la Universidad Friedrich Schiller de Jena.

Aunque este era un hecho conocido desde hace algún tiempo, las razones se ignoraban.

Hormonas sexuales, la clave

Ahora un equipo formado por médicos y farmacéuticos ha demostrado el importante papel que juegan las hormonas sexuales en este fenómeno y ha publicado su trabajo en la revista científica FASEB Journal.

Algunas células del sistema inmune de las mujeres producen casi el doble de sustancias proinflamatorias que las de los hombres.

En una serie de análisis hemos demostrado que las células de los hombres y las mujeres reaccionan de manera diferente a los estímulos inflamatorios, explica el doctor Carlo Pergola, del Instituto de Farmacia de la Universidad de Jena.

Ciertas células del sistema inmune de las mujeres producen casi el doble de sustancias proinflamatorias que las de los hombres.

La investigación

Los investigadores de Jena, con la colaboración de otros equipos de Tubinga (Alemania), Estocolmo (Suecia) y Nápoles (Italia) hallaron las bases moleculares de estas diferencias.

Para ello, aislaron las células inmunes de donantes femeninos y masculinos y analizaron en tubos de ensayo la actividad de las enzimas responsables de la producción de sustancias proinflamatorias.

Así descubrieron que en las células masculinas de la enzima fosfolipasa D es menos activa que en las femeninas.

Hay un hecho crucial: en la células femeninas, la actividad de esta enzima se reduce después del tratamiento con una hormona sexual masculina, la testosterona, explica el doctor Pergola.

Por eso, los investigadores creen que las hormonas sexuales femeninas juegan un papel clave en la modulación de la respuesta inmune. Esto también podría explicar otro fenómeno que se había notado anteriormente: la testosterona puede proteger a los hombres de la arteriosclerosis.

Tratamientos diferentes para hombres y mujeres

Según el profesor Werz este nuevo descubrimiento debe ser tenido en cuenta en la evaluación de nuevos tratamientos y medicamentos para las enfermedades inflamatorias, ya que en estas pruebas participan sobre todo hombres y sus resultados no pueden aplicarse directamente a las mujeres.

Al contrario, sería importante crear tratamientos especiales para mujeres y para hombres.

Fuente: Universidad Friedrich Schiller de Jena.