Otro estudio confirma que los motores diesel agravan el asma

Contaminación por tráfico

Esta vez son los investigadores de la Universidad de Boston quienes confirman que tanto el polvo de las casas como las partículas emitidas por los escapes de los motores diesel causan inflamación pulmonar, lo que agrava el asma.

Explican que las infecciones virales, los alérgenos que hay en el interior de las viviendas, así como los que hay al aire libre y la contaminación ambiental contribuyen a la aparición del asma en la infancia y la persistencia de esta enfermedad en la edad adulta.

Añaden que las influencias ambientales, especialmente la contaminación causada por el tráfico, afectan mucho al crecimiento de los pulmones de los niños.

Y que los chicos desarrollan más asma e infecciones pulmonares cuando están expuestos a esta contaminación.

Parecen razones más que suficientes para que nuestro políticos se decidan a cambiar las políticas que fomentan el uso de los motores diesel.

Más información, en inglés