Usar aerosoles para la limpieza puede provocar asma

Usar aerosoles para la limpieza del hogar, al menos una vez por semana, está asociado con la aparición de dificultades respiratorias y asma en adultos. El riesgo aumenta si se emplean limpiacristales, limpiamuebles o ambientadores cuatro o más veces por semana, según un estudio realizado en diez países.