Un estudio arroja luz sobre la última fase de los ataques de asma

Una nueva investigación liderada por científicos del Imperial College de Londres explica por qué casi la mitad de las personas con asma experimentan una fase tardía de síntomas varias horas después de la exposición a los alérgenos. Los resultados, publicados en la revista Thorax, podría conducir a mejores tratamientos para la enfermedad.

Se estima que 300 millones de personas sufren de asma y ​​que cada día hay más. Los síntomas generalmente son desencadenadas por alérgenos, como el polen y los ácaros del polvo.

Estos estímulos pueden causar que las vías respiratorias se estrechen en cuestión de minutos, causando dificultades respiratorias.

La respuesta asmática tardía

Muchas personas también experimentan una respuesta asmática tardía, tres a ocho horas después de la exposición a los alérgenos, que causa dificultades para respirar que pueden durar hasta 24 horas.

En la respuesta asmática inmediata, el alérgeno es reconocido por los mastocitos, un tipo de células que libera señales químicas que hacen que las vías respiratorias se estrechen.

Pero el mecanismo de la última fase no estaba claro.

La acción de los nervios

En la investigación en ratones y ratas, el equipo del Imperial College ha encontrado pruebas de que la respuesta asmática tardía se debe a que el alérgeno acciona nervios sensoriales en las vías respiratorias.

Estos nervios activan los reflejos que provocan que otros nervios liberen un neurotransmisor llamado acetilcolina, que hace que las vías respiratorias se estrechen.

Nuevos tratamientos

Si estos hallazgos pudieran trasladarse a los humanos, significaría que los medicamentos que bloquean la acetilcolina  -llamados anticolinérgicos- podrían ser utilizados para tratar a las personas que sufren la fase tardía del asma después de la exposición a los alérgenos.

En la actualidad, los esteroides son los principales tratamientos para el asma, pero no siempre son eficaces.

Un reciente ensayo clínico con 210 enfermos de asma encontró que el fármaco anticolinérgico tiotropio mejora los síntomas cuando se añade a un inhalador de esteroides, pero la razón se desconocía.

Muchos asmáticos tienen síntomas la noche después de la exposición a los alérgenos, pero hasta ahora no habíamos entendido cómo se producía esta respuesta tardía, explicó la profesora María Belvisi, del Instituto Nacional del Corazón y el Pulmón del Imperial College de Londres, que dirigió la investigación. Nuestro estudio en animales sugiere que los fármacos anticolinérgicos pueden ayudar a aliviar estos síntomas y esto es apoyado por los datos clínicos recientes. Estamos buscando financiación para ver si estos resultados se reproducen en pruebas con pacientes asmáticos.

Fuente: Imperial College.