Una alergia tan rara que solo la sufren unos pocos judíos

Filacteria

Es una dermatitis que en la mayoría de los casos solo aparece en la mano y el brazo izquierdo y es tan rara que, hasta donde sabemos, solo se han descripto alrededor de diez casos y alguno de ellos tardó veinte años en diagnosticarse.

En la literatura científica la llaman dermatitis del tefillin, que es el nombre que recibe en hebreo la filacteria, dos pequeñas envolturas de cuero que contienen tiras de pergamino con ciertos pasajes de la Biblia y que los judíos, durante ciertos rezos, llevan atadas, una al brazo izquierdo, y otra a la frente.

Por eso, en la mayoría de los casos la dermatitis aparece solamente en el brazo y la mano izquierda, aunque en ocasiones también puede aparecer en la cabeza y el cuello.

Los médicos creen que esta dermatitis es provocada por una sustancia presente en las cintas de cuero, el dicromato de potasio.

Parece que esta reacción es tan rara debido a que en Israel solo una cuarta parte de los hombres mayores de trece años -que son los que pueden usar filacteria- las emplea en sus rezos y además lo hace durante poco tiempo, por eso no llega a provocar reacciones en las personas sensibilizadas.

Cuando lo hace, suele aparecer en torno al dedo mayor de la mano izquierda y en el antebrazo, justamente donde se atan las cintas y en ocasiones toma la forma de las propias cintas.

Para evitar estos problemas algunos judíos piden a sus rabinos autorización para ponerse el tefillin por encima de la manga o para cubrirse el brazo con un plástico. Incluso se comercializan filacteria sin dicromato de potasio.

Foto: chaim zvi/Creative Commons.