Vacuna y electricidad para eliminar la alergia a los ácaros

Jeringa

Una nueva vacuna basada en ADN podría ser la solución para la alergia a los ácaros, una afección que, en los países industrializados, sufre una de cada cinco personas.

Durante años, los científicos han tratado de curar las alergias mediante la exposición a pequeñas cantidades de las proteínas que desencadenan las reacciones alérgicas.

El objetivo de estos tratamientos es disminuir las respuesta inmunitaria desmedida.

El problema es que estos tratamientos pueden durar años y conllevan el riesgo de desencadenar accidentalmente una reacción alérgica masiva.

Para tratar de resolver estos problemas, un equipo de científicos tailandeses, con la colaboración de una empresa de los Estados Unidos, ha dado un paso adelante en el desarrollo de una vacuna basada en una pequeña fracción del ADN de los ácaros.

La idea es inyectar este ADN en el músculo seguido inmediatamente por pequeño e inofensivo impulso eléctrico, lo que contribuiría a estimular las células inmunes auxiliares que amortiguan la respuesta inmune, así como ayudar a desactivar las células inmunes responsables de la reacción alérgica.

Hasta ahora las pruebas en ratones han sido satisfactorias, por lo que los científicos creen que en un futuro próximo podrían empezar los ensayos clínicos en humanos. Sin embargo, manipular así el sistema inmune es complicado y tiene sus riesgos, por lo que habrá que tener paciencia para ver si estos investigadores consiguen una vacuna segura.

Fuente: Immunology Letters.