Asma y altura

Trekking

Los deportes de media montaña son muy buenos para las personas que sufren de asma. A mayores alturas, las personas que tienen asma y están en buena forma física no deberían tener problemas, siempre que asciendan lentamente, reconozcan sus limitaciones y adapten su medicación si fuera necesario.

Así lo indica la organización británica Asthma UK que advierte además que los asmáticos tienen más riesgo de mal de altura o mal de montaña un problema que pueden padecer las personas que no viven a gran altura cuando ascienden a las montañas.

Frío

Recuerda que a mayor altitud, más frío. Y si la temperatura baja hasta cerca de los cero grados y necesitas usar tu inhalador, deberás calentarlo antes un poco, por ejemplo manteniéndolo entre las manos.

El frío además puede desencadenar el asma en algunas personas.

En otras, el ejercicio realizado durante el ascenso puede ser el desencadenante del asma.

No hay ácaros

Sin embargo, aquellas personas a las que los ácaros les provocan la alergia y el asma se encontrarán mejor a grandes alturas, puesto que en ellas los ácaros no pueden vivir.

Si llegas a zonas de gran altitud directamente en avión y tienes asma, no deberías tener problemas.

En cualquier caso, si tienes asma y vas a ascender a grandes alturas, consúltalo antes con tu médico.