Cinco desencadenantes de la alergia y el asma en verano

Niña en la piscina

En España vivimos un verano anticipado así que apetece salir al aire libre y disfrutar, pero además del polen hay otros desencadenantes de la alergia y el asma a tener en cuenta.

El Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI) nos recuerda estos cinco:

  1. Picaduras de insectos: las picaduras de avispas y abejas pueden provocar reacciones alérgicas que en algunos casos pueden ser muy graves, incluso mortales. Para evitarlas, no uses ropa de colores vivos ni perfumes y ten mucho cuidado al tomar comidas y bebidas al aire libre, especialmente si son muy dulces como los refrescos. Si ya has sufrido reacciones alérgicas por picaduras, consulta al médico y sigue sus instrucciones. Y recuerda que las vacunas pueden curar este tipo de alergias.
  2. Humo: evita acercarte a las barbacoas y otras fuegos y ponte donde el viento no lleve el humo porque puede desencadenar ataques de asma.
  3. Cambios de tiempo: pueden desencadenar ataques de asma. Además, si tienes alergia al polen o a las esporas de hongos, ten especial cuidado en los días de viento.
  4. Cloro: aunque no es un alérgeno, el cloro de las piscinas puede causar irritación en los ojos y la nariz y en algunas casos desencadenar ataques de asma.
  5. Frutas y verduras: aunque las frutas y verduras son muy saludables también pueden provocar alergia a algunas personas. Entre ellas que las que sufren de alergia al polen, debido a las reacciones cruzadas entre proteínas similares del polen y algunas frutas y verduras. Si sufres reacciones alérgicas al comer ciertas frutas o verduras, evítalas y consulta al médico.