Cinco factores que pueden agravar tu alergia primaveral

Estornudo

Las frutas y verduras, los filtros de aire, la brisa, dejar las cosas para más adelante y automedicarse pueden empeorar las cosas para los millones de personas que sufren de alergia al polen.

El Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI) nos alerta sobre cinco factores que pueden agravar las alergias primaverales:

  1. Frutas y verduras: son muy sanas y es lo que pide el cuerpo cuando empieza a subir la temperatura, pero muchas personas que tienen alergia al polen pueden sufrir el síndrome de alergia oral, una reacción cruzada entre proteínas similares de ciertos tipos de frutas, verduras, algunos frutos secos y las del polen que provoca la alergia. Una de cada cinco personas con alergia a las gramíneas sufre de este síndrome que puede provocar picor en la boca, la garganta y los labios al comer tomates, patatas o melocotones. Generalmente no pasa de una molestia de corta duración, pero en el 9% de los casos la reacción puede extenderse y en un 1,7% de las personas puede ser tan grave como un shock anafiláctico que ponga en peligro su vida. Como en todas las alergias, hay que evitar aquello que las provoca, el alérgeno, y quien puede determinar qué alérgeno es el que desencadena una reacción es el alergólogo quien además indicará lo que debe hacerse en cada caso.
  2. Abrir las ventanas: si lo haces permitirás que entre el polen y se acumule en las alfombras, tapicerías y cortinas y te siga torturando. Por eso lo mejor es que mantengas cerradas las ventanas de tu casa y de tu coche.
  3. Filtros: a menudo olvidamos limpiar los filtros donde se acumula el polen, el polvo y otras sustancias. Te sentirás mejor si limpias los filtros del aire acondicionado y cambias el filtro de polen de tu coche.
  4. Dejar la medicación para el último momento: si crees que puedes ir aplazando la medicación o incluso prescindir de ella durante toda la primavera, puede que cuando menos lo esperes te encuentres con la nariz tapada, estornudando y sintiéndote fatal.
  5. Automedicación: lo que le sirvió a otras personas no necesariamente te va a hacer sentir mejor a ti. Por eso, lo mejor es que te trate un alergólogo, quien te indicará la medicación más adecuada.

Todoalergias ha traducido y adaptado libremente estos consejos del ACAAI. Foto: mnomono/Creative Commons.