Detectan la alergia al polen antes de que haya síntomas

Chico sonándose la nariz

Gracias a la nanotecnología -que estudia los componentes más pequeños de la materia, como átomos y moléculas-, en un futuro podrá detectarse la alergia al polen incluso años antes de que aparezcan los síntomas, lo que abriría el camino para tratamientos tempranos e incluso preventivos.

Científicos de Charité-Universitätsmedizin Berlin han conseguido identificar una molécula del polen de gramíneas que provoca el comienzo de la respuesta alérgica en los niños.

Además han identificado los primeros anticuerpos contra ciertas moléculas del polen, que se producen antes de que aparezcan los primeros síntomas de la alergia.

Para conseguirlo, analizaron los datos y las muestras de sangre de 820 niños de cinco ciudades alemanas que participaron en este proyecto de investigación desde su nacimiento en 1990.

Por primera vez, los investigadores usaron métodos nanotecnológicos, incluyendo un chip de alérgenos, que les permitieron obtener datos a nivel molecular.

Biomarcadores

Los resultados de la investigación muestran que las proteínas especiales que utiliza el sistema inmune para repeler a los patógenos invasores, los anticuerpos IgE, pueden desarrollarse años antes de los primeros síntomas y que estos anticuerpos pueden identificarse en los niños, incluso en edad preescolar.

Estos anticuerpos son biomarcadores clave que permiten saber si un niño sufrirá en el futuro de alergia al polen de gramíneas.

Los investigadores alemanes también comprobaron que los niños que desarrollaban anticuerpos contra una proteína del polen de gramíneas podían luego desarrollar anticuerpos contra otras moléculas del polen, lo que hacía que el sistema inmune reaccionara ante un número creciente de alérgenos, a menudo antes de que aparecieran los síntomas de alergia.

Prevención y nuevos tratamientos

Los tratamientos actuales no siempre tienen éxito y esto podría deberse a que la terapia no se inicia hasta que los niños afectados ya están sufriendo de la alergia, y el cuerpo ya ha creado anticuerpos contra una serie de moléculas alergénicas diferentes.

Por eso, los investigadores creen que la detección temprana de anticuerpos IgE podría mejorar las perspectivas de éxito los tratamientos e incluso permitiría el desarrollo de terapias preventivas.

Esta investigación ha sido publicada en The Journal of Allergy and Clinical Inmunology.

Foto: marcusnelson/Creative Commons.