El polen de abejas puede causar reacciones alérgicas graves

Granos de polen

El polen de abejas se vende como una fuente natural de salud y energía, pero atención porque su consumo también puede provocar reacciones alérgicas que pueden llegar a ser tan graves como la anafilaxis y poner en peligro la vida.

Así se desprende de un artículo publicado en el Canadian Medical Association Journal (CMAJ) que informa sobre el caso de una mujer de treinta años que sufría de alergias estacionales pero que no tenía antecedentes de alergias alimentarias o alergias a medicamentos ni tampoco de alergia a la picadura de insectos o al látex, pero que sufrió una reacción anafiláctica después de consumir polen de abejas.

A esta persona se le inflamaron los párpados, los labios y la garganta. Además, tenía dificultades para tragar, urticaria y otros síntomas que pusieron en peligro su vida.

Afortunadamente, después de recibir tratamientos de emergencia y dejar de consumir suplementos nutricionales de polen de abejas no sufrió más reacciones.

Otros casos

Los autores del artículo, Amanda Jagdis y Gordon Sussman, explican que la literatura científica documenta otros casos de anafilaxis relacionada con el consumo de polen de abejas, aunque mucha gente ignore este peligro.

Incluso han sufrido reacciones personas que no tenía antecedentes alérgicos o que solo sufría alergias estacionales.

En un estudio realizado en Grecia, el 73% de los 145 participantes -todos ellos con antecedentes alérgicos- a las que se les realizó una prueba cutánea para comprobar su reacción ante el polen de abeja, dieron positivo.

Así que por favor ten mucho cuidado antes de probar el polen de abejas, sobre todo sin tienes cualquier tipo de alergia.

Foto: Lamiot/Creative Commons.