Incluso niveles bajos de polen pueden desencadenar el asma

Niveles bajos de polenSi un niño tiene alergia al polen y asma hay que tomar precauciones y seguir el tratamiento médico todo el año, si el facultativo así lo indica.

Lo confirma un nuevo estudio científico que acaba de publicarse en Epidemiology y que indica que los niños que tienen alergia al polen y asma pueden experimentar sibilancias o pitos, tos, dificultades para respirar y otros síntomas de asma incluso cuando las concentraciones de polen son bajas.

Pero hay diferencias entre los niños que usan una medicación de mantenimiento y los que no.

En el estudio, en el que participaron 430 niños de 4 a 12 años, los que no usaban medicación de mantenimiento reaccionaron cuando había solo dos granos de polen de gramíneas por metro cúbico, mientras que los que sí usaban medicación de mantenimiento no lo hacían hasta que había de 6 a 9 granos de polen por metro cúbico.