La conjuntivitis alérgica

Conjuntivitis

La conjuntivitis alérgica es una inflamación de la conjuntiva muy frecuente entre las personas que sufren de alergias estacionales.

Puede ser causada por el polen, el humo u otras sustancias que entran en contacto con el ojo.

Síntomas

Los más habituales son picor, quemazón, enrojecimiento, fotosensibilidad, sensación de cuerpo extraño, lagrimeo excesivo y legañas mucosas. A menudo se asocia con la rinitis y la sinusitis.

Consejos para evitar la conjuntivitis alérgica

  • Usa gafas de sol, especialmente cuando montes en bicicleta.
  • Evita los ambientes con polvo, los animales domésticos y los agentes irritantes que agraven los síntomas, como el humo o el cloro de las piscinas.
  • Extrema la higiene, limpia y aspira frecuentemente las superficies de tu casa para eliminar los alérgenos.
  • Mantén cerradas las puertas y ventanas especialmente los días ventosos y de mucho polen.
  • Mantén cerradas las ventanillas del coche.
  • Evita los lugares con mucho polen, como los parques o el campo.
  • Elige aparatos de aire acondicionado con filtros específicos para el polen.
  • Utiliza humidificadores.

Y recuerda que ante cualquier problema o duda el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas recomienda que consultes con tu óptico-optometrista.