Las alergias y las energías renovables

Smog fotoquímico en la ciudad de México

Daniel Robles, director de Amyca escuela negocios, que acaba de obtener el premio de la Energía Región de Murcia en la modalidad de comunicación, nos explica la relación entre las energías renovables, las alergias y el asma.

El título de este artículo parece que combinan dos temáticas completamente distintas pero en realidad están muy interrelacionadas. Las energías renovables y limpias son una gran solución para muchas personas sensibles.

Nos encontramos en una sociedad que todavía se pretende aferrar al siglo pasado, un siglo de gran expansión económica y social basado en la energía fácil y barata de los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas).

Esta forma de generación de energía siempre conlleva la emisión de gases contaminantes, SOx, NOx, hidrocarburos volátiles y el conocido CO2 que es el mayor causante del efecto invernadero y por lo tanto del ya probado cambio climático.

Cada uno de estos contaminantes tiene efectos muy perjudiciales sobre la salud de las personas y sobre todo en aquellas con problemas de alergias o asma, pero lo peor es que estos contaminantes cuando se combinan químicamente entre sí y en unión con la luz del  Sol producen un gas mucho más contaminante y peligroso que ellos mismos actuando individualmente, es el llamado smog fotoquímico.

El smog fotoquímico es esa nube que hemos visto muchas veces, que tiene un color que pasa de anaranjado a negro y que cubre muchas de nuestras ciudades. Es un contaminante que actúa poderosamente sobre la salud de las personas. Esta nube de smog se hace muy patente cuando hay fenómenos de inversión térmica en las ciudades (fenómenos atmosféricos donde los contaminantes quedan atrapados en las ciudades y no pueden dispersarse).

La apuesta de las energías renovables pasa por la electrificación de nuestra sociedad. Por una electrificación basada, principalmente, en la generación limpia por aprovechamiento del sol y del viento.

Muchos grandes investigadores hablan de que estamos ante una nueva revolución donde los ciudadanos seremos consumidores y generadores de energía.

Y esta es la diferencia, consumir y también generar y todo basado en no contaminar. Estamos hablando de otro término muy utilizado desarrollo sostenible.

Esta electrificación pasa por una apuesta clara por los vehículos eléctricos, por la energía solar, por la energía eólica, por calentar el agua de nuestras viviendas por placas solares térmicas y por la investigación y desarrollo en energías como las producidas por las mareas o por energía geotérmica (aprovechar la diferencia térmica existente en el subsuelo).

Ya hay tecnología para iniciar esta nueva revolución a pesar de los muchos intereses que se oponen a estos cambios (Los grandes intereses creados alrededor de los que apoyan a la energía del carbono y de la contaminación).

La prima de las renovables

Hemos leído que se han eliminado las primas a las renovables y que esto es un parón para este sector y así lo es. Me gustaría explicar un poco lo que significa.

La diferencia entre las energías del carbono y las renovables está en que las primeras no han contabilizado nunca la eliminación de los contaminantes mientras las renovables tienen grandes inversiones a costa de no contaminar.

Por este motivo la Unión Europea no considera este dinero como una subvención, estamos hablando de una prima que se les paga a los productores de renovables para que puedan ser competitivos ya que la energía convencional no asume los costos de la descontaminación de sus emisiones ni de los gastos médicos producidos por los perjuicios a la salud de las personas.

Esta moratoria de la prima a las renovables significa una moratoria y perjuicio a la salud de las personas con problemas respiratorios. No es un ahorro de costes al Estado, es simplemente un apoyo a un sector, el de la energía convencional del carbono, que está en manos de grandes empresas que ven la amenaza de la nueva revolución del siglo XXI. La revolución verde de las renovables.

Foto: Fidel Gonzalez/Creative Commons.

2 comentarios de “Las alergias y las energías renovables

Los comentarios han sido cerrados.