Reciclan los inhaladores contra el asma

En Gran Bretaña han lanzado el primer programa europeo para reciclar los inhaladores usados para el tratamiento del asma y la EPOC.

En aquel país cada año se usan 73 millones de inhaladores y la mayoría de ellos acaban en vertederos, dañando al medio ambiente y contribuyendo con los gases que contienen a aumentar el efecto invernadero y por tanto al calentamiento global y al cambio climático, lo que a su vez provoca más alergias y asma.

Si todos esos inhaladores se reciclaran, se evitaría la emisión de 512.330 toneladas de dióxido de carbono, lo mismo que emitiría un Volkswagen Golf 1.4TSI al dar la vuelta al mundo 88.606 veces.

En este programa de reciclado, bautizado Complete the Cycle o completar el ciclo e impulsado por la empresa farmacéutica GlaxoSmithKline, participan 1.300 farmacias donde pueden dejarse los inhaladores usados.

Estos inhaladores serán reciclados y los componentes que no puedan ser reciclados se recuperarán en forma de electricidad o calor.

Para el lanzamiento de este programa se instaló en la estación de trenes de Victoria, en Londres, el modelo de inhalador gigante que puedes ver en el vídeo.