Si tienes asma, ten moderación en las comidas

Dulces de Navidad

Las cenas del trabajo, las celebraciones familiares, los dulces navideños… son muchas las tentaciones que nos llevan a comer de más en estos días, pero conviene cuidarse. Porque si la obesidad y el sobrepeso son malos para todo el mundo, si tienes asma son aún peores.

Porque el sobrepeso puede aumentar la carga de trabajo de los pulmones haciendo la respiración más difícil debido a la disminución del espacio en la cavidad torácica, que impide la plena expansión de los pulmones.

Así que aunque nos cueste -y confieso que a mí me cuesta mucho- tratemos de comer con moderación en estas fiestas.

Foto: deramaenrama/Creative Commons.