¿Sufren más de alergia los inquilinos que los propietarios?

Se alquila

Seguir algunos consejos prácticos puede ayudarnos a eliminar algunas de las causas de la alergia en nuestras casas, pero no todo el mundo sigue estas recomendaciones de la misma manera. Según un nuevo estudio, lo hacen menos los estadounidenses que viven de alquiler que los propietarios.

La investigación, publicada en la edición de agosto de Anales de Alergia, Asma e Inmunología, la revista científica del Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI), encontró que el 91% de los alérgicos encuestados que eran dueños de su casa hicieron los cambios recomendados, que consistían, entre otros, en usar una mascarilla cuando usaban el aspirador o no dejar que los animales entrasen en los dormitorios.

Sin embargo, solo el 63% de los que vivían de alquiler cumplieron con estas recomendaciones destinadas a reducir los síntomas de la alergia, por lo que podrían encontrarse peor que los propietarios.

Propietarios e inquilinos coinciden

Según el estudio, la mayoría de los propietarios e inquilinos están dispuestos a lavar la ropa de cama en agua caliente para reducir los ácaros del polvo, limpiar el moho visible y reducir la humedad por debajo del 60% para evitar el moho. Sin embargo, solo unos pocos eliminarán las alfombras, cubrirán los muebles tapizados o usarán un purificador de aire.

La temporada de alergia dura todo el año para las personas afectadas por los alérgenos comunes del hogar, explicó Sublett James, presidente de la Comisión de Medio Ambiente Interior del ACAAI. Cuando no se hacen cambios ambientales, el hogar se convierte en un caldo de cultivo para los síntomas, más que un lugar para escapar de alérgenos.

6 medidas contra la alergia

El ACAAI aconseja a las personas con alergias domésticas realizar los siguientes cambios para reducir los síntomas de la alergia:

  1. Cubre las almohadas, colchones y muebles tapizados con cubiertas a prueba de polvo que debes lavar periódicamente con agua caliente.
  2. Elimina las moquetas.
  3. Reduce la humedad al 60% usando un aparato de aire acondicionado o un deshumidificador.
  4. Limpia la casa una vez por semana con un aspirador con filtro HEPA. Mejor que esta tarea no la haga la persona alérgica, pero en caso de hacerla, que use una mascarilla contra el polvo.
  5. Limpia el moho visible y usa un purificador de aire.
  6. Mantén las mascotas fuera del dormitorio y báñalas semanalmente para reducir la caspa.

Foto: Las Felicidades del Mundo/Creative Commons.