Yoga contra el asma

Un nuevo estudio muestra que después de practicar yoga durante solo diez semanas o, lo que es los mismo, dos meses y medio, personas con asma mejoraron su calidad de vida y disminuyeron sus síntomas.