Tener panza aumenta el riesgo de sufrir de asma

Panzas

El sobrepeso y la obesidad son malos para la salud y un factor de riesgo de sufrir de asma, pero ahora sabemos que tener panza aumenta más aún el riesgo de sufrir de asma.

Así lo ha demostrado un estudio presentado en el reciente Congreso Anual de la Sociedad Europea de Enfermedades Respiratorias.

Investigaciones anteriores habían encontrado una relación entre el índice de masa corporal, que indica la obesidad generalizada, y el riesgo de asma.

Incluso un estudio determinó que las mujeres con cintura ancha tenían mayor riesgo de asma.

Pero este estudio relaciona la medida de la circunferencia de la cintura de ambos sexos, lo que la mayoría llamamos panza y los médicos denominan obesidad central, con un mayor riesgo de asma.

Las personas obesas son 1,44 veces más propensas a sufrir de asma que el resto de la población.

Pero las personas obesas que además tienen panza son 1,81 veces más propensas a sufrir de asma que el resto de la población.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores analizaron durante once años a 23.245 adultos que no sufrían de asma y cuyas edades iban de los 19 a los 55 años. Sin embargo, aún no saben porque la panza aumenta el riesgo de sufrir de asma.