Un nuevo biosensor de oro mejora los análisis de alergia

Investigadores españoles han creado un biosensor de oro que podría reemplazar al test ELISA, un análisis de sangre usado para el diagnóstico de la alergia.

El test ELISA detecta si en la sangre hay IgE específica contra un alérgeno concreto, lo que permite valorar la alergia frente a un alérgeno determinado e identificado, como por ejemplo la caspa de los gatos.

Según los creadores de la nueva prueba, la comparación entre el test ELISA y el que realiza el nuevo biosensor podría asimilarse a la diferencia entre la fotografía analógica y la digital.

Lo dicen porque el nuevo método ofrece resultados instantáneos, mientras que ELISA conlleva añadir suero, esperar a que reaccione, lavar, revelar y leer los resultados, lo que requiere varias horas.

Si utilizamos un símil, nuestro sensor es un velcro molecular: por un lado se adhiere a la plancha de oro y por otro permite capturar anticuerpos de forma ordenada, explicó a la Fundación Descubre el investigador de la Universidad de Jaén, Antonio Caruz.

Por ahora, los creadores de este nuevo biosensor han publicado su trabajo en la revista Analyst, pero en el futuro esperan comercializarlo.