Descubren una causa genética de la dermatitis atópica

Piel de ratón inflamada y con eczema

El descubrimiento de una causa genética subyacente de la dermatitis atópica, podría abrir el camino para conseguir nuevos y más eficaces tratamientos.

Millones de afectados

La dermatitis atópica es un tipo de eczema común en la infancia que también afecta a millones de adultos en todo el mundo y provoca lesiones en la piel, que se seca, pica y se inflama.

Los resultados de nuevas investigaciones realizadas en la Universidad del Estado de Oregón se acaban de publicar en PLoS ONE, una revista profesional, y pueden sentar las bases para nuevos enfoques terapéuticos para este síndrome frustrante, difícil de tratar, que no tiene cura conocida y a veces puede causar asma.

Una proteína

Los científicos han descubierto que el eccema puede ser desencadenado, de dos formas diferentes, por una Ctip2 inadecuada, una proteína reguladora de algunas funciones genéticas.

Primero encontraron que la Ctip2 controla en la piel la biosíntesis de lípidos, las grasas necesarias para ayudar a mantener la piel sana e hidratada.

Luego descubrieron que la Ctip2 suprime la  TSLP, una proteína producida por las células de la piel que puede desencadenar la inflamación.

Los niveles de esta TSLP inflamatoria, que ordinariamente es indetectable en la piel humana, eran mil veces más altos en los animales de laboratorio que había sido genéticamente modificadas para no producir Ctip2 en la piel.

En estos estudios, hemos demostrado que la Ctip2 inadecuada reduce los lípidos que la piel necesita para mantenerse saludable, protegerse y llevar a cabo su función, explicó Arup Indra, profesor asociado en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Oregón. Al mismo tiempo, esto puede permitir la formación no deseada de las proteínas que desencadenan la inflamación. La capacidad de la piel para resistir la inflamación va a la baja, mientras la inflamación sube y la razón de fondo es que la Ctip2 no está haciendo su trabajo. Uno o ambos de estos problemas pueden conducir al eczema, agregó Indra.

Tratamientos

La dermatitis atópica se asocia con una respuesta inadecuada del sistema inmune, pero los investigadores nunca han comprendido la causa subyacente. Los tratamientos existentes utilizan cremas hidratantes para tratar de proteger la piel, y en los casos más difíciles potentes medicamentos con esteroides pueden ayudar, pero a menudo tienen importantes efectos secundarios no deseados, sobre todo en el largo plazo.

Con un mejor entendimiento de la causa genética del eczema, deberíamos ser capaces de personalizar los tratamientos, determinar exactamente lo que cada persona necesita y desarrollar nuevas terapias, dijo el profesor Indra.

Fotos: Oregon State University.