El nuevo etiquetado de vinos beneficiará a los alérgicos

Pictogramas de alérgenos

Ya está en vigor una nueva normativa europea que beneficiará a las personas que tienen alergia al huevo, la leche o los sulfitos porque obliga a que las etiquetas de los vinos indiquen si contienen estos alérgenos.

Esta norma se aplica a todos los vinos vendidos en la Unión Europea, independientemente de su procedencia, producidos con uvas cosechadas este año y etiquetados después del 30 de junio de 2012.

Hasta ahora el único de estos alérgenos que debía aparecer en las etiquetas eran los sulfitos.

Ahora se agregan los huevos -usados para clarificar vinos tintos ricos en taninos- y la proteína de leche, en particular la caseína, usada para clarificar vinos blancos, rosados y, en ocasiones, incluso tintos.

La nueva norma recomienda el uso de pictogramas, como los que puedes ver más arriba, para que las personas con alergia puedan identificar más fácilmente los alérgenos.

Más información