La clave del asma está en los genes

Niña con molinillo

Los niños que tienen un mayor riesgo genético de sufrir de asma no solo desarrollan la enfermedad a una edad más temprana que el resto, sino que tienen más probabilidades de sufrirla durante toda su vida.

Hay niños que tienen asma cuando son pequeños pero con los años superan la enfermedad, mientras que otros no lo hacen.

Y esto depende de sus genes.

A esta conclusión llegó un estudio un nuevo estudio realizado por la universidad estadounidense de Duke con datos tomados durante 40 años en Nueva Zelanda.

La investigación también encontró quince partes diferentes del genoma humano relacionados con el asma.

Quizá estos datos sirvan en un futuro para crear pruebas que determinen el riesgo de asma que tienen los niños y si la enfermedad tiene probabilidades de remitir, pero para conseguirlo queda un largo camino por recorrer.