La importancia del alergólogo en el tratamiento de las alergias

Prueba de alergia

En la sanidad pública española, como ocurre en muchos países, faltan alergólogos, a tal punto que hay comunidades enteras, como Baleares donde no hay un solo médico especialista en alergias. Por eso a menudo nos tratan médicos de otras especialidades. Pero, ¿es lo más adecuado?

El Libro Blanco sobre Alergia de la Organización Mundial de la Alergia (WAO) responde claramente a esta cuestión:

Casi no hay servicios especializados para los pacientes alérgicos en muchos países, además de la atención por especialidades basadas en órganos como los médicos neumólogos, otorrinolaringólogos, y dermatólogos. Mientras que la atención recibida en muchos casos es adecuada, estos especialistas en general ven la alergia sólo a través de su órgano de interés, mientras que la gran mayoría de los pacientes tiene enfermedad alérgica en múltiples órganos. Por ejemplo, la rinitis alérgica, conjuntivitis y asma son tres problemas que comúnmente se manifiestan juntos, sin embargo, afectan a tres sistemas orgánicos diferentes.

En otras palabras, muchas veces los médicos de otras especialidades nos tratan adecuadamente, pero el problema es que no ven a la alergia como un todo, como un problema global que puede afectar a distintos órganos, sino que lo ven parcialmente, dedicando su atención a la parte del cuerpo en la que se han especializado.

Por eso, por nuestra salud, necesitamos más alergólogos.