Suiza lucha contra la ambrosía

Ambrosia y su polen

Hace tiempo que nos preocupa la ambrosía, una planta originaria de América que se está dispersando por el mundo provocando alergia allá donde llega. También los suizos están preocupados por los sufrimientos que la ambrosía provoca.

Porque aunque han conseguido algunos importantes éxitos en su lucha contra la Ambrosia artemisiifolia tienen algunas regiones seriamente afectadas.

Así, cada verano en Ginebra un sinnúmero de personas sufre de alergia al polen de ambrosía que el viento trae de la vecina Francia.

También llegan semillas de ambrosía mezcladas con los alimentos para pájaros importados y con las semillas de girasol llegadas de otros países europeos.

Por eso los suizos se plantean la lucha contra esta planta invasora empleando diferentes métodos, entre ellos:

Control biológico: usar a los enemigos naturales que la ambrosía tiene en su origen -México y Estados Unidos- ha dado resultados positivos en China y Australia. Sin embargo, en Europa esta forma de lucha no se ha empleado de manera amplia.

Formación: con la ayuda de la Cooperación Europea en Ciencia y Tecnología se impulsa la creación de una nueva generación de investigadores en los campos de la ecología y la lucha contra las plantas invasoras con el fin de satisfacer la demanda cada vez mayor de expertos.

Y por supuesto, mediante la combinación de éstos y otros métodos ya existentes.

Fuente y foto: Universidad de Friburgo.