Más polen en toda Europa

Semana Mundial de la Alergia 2012

Ningún país europeo se salva, los niveles de polen aumentan en todos y la peor parte se la llevan las ciudades, donde el incremento es del 3% anual, frente al 1% en las zonas rurales. Y lo peor es que los científicos creen que el cambio climático aumentará esta tendencia.

Estas son algunas de las conclusiones de un estudio a largo plazo sobre los niveles de polen en trece países europeos, incluyendo España, y publicado en PLoS ONE.

La cantidad creciente de polen condiciona la vida de millones de personas que sufren de alergia. Porque mucho más allá del anecdótico estornudo, la alergia al polen provoca irritación en los ojos y la garganta, hace que las narices goteen o se tapen, desencadena ataques de asma y disminuye la productividad y acarrea la pérdida de jornadas de trabajo y estudio. Recordemos que cada año se pierden en Europa nada menos que cien millones de días de trabajo por la rinitis y el asma.

Cambio climático

Los científicos creen que el cambio climático es un de los factores que contribuye al aumento de las reacciones alérgicas.

Diversos experimentos han demostrado que el aumento del dióxido de carbono (CO2) en el aire puede acelerar el crecimiento de las plantas, incrementando así la producción de polen.

Además, el aumento de las temperaturas y la llegada de plantas invasoras, como la ambrosía, prolongan la temporada del polen.

La profesora Annette Menzel, de la Universidad Técnica de Munich, que dirigió esta investigación, cree las personas que sufrimos de alergia al polen en toda Europa estaremos expuestos a mayor cantidad de polen en el futuro.

Tomar medidas

Son datos a tener muy en cuenta, especialmente ahora que celebramos la Semana Mundial de la Alergia 2012.

Porque en Europa más de 150 millones de personas sufrimos de alergia y si continuamos así seremos muchos más.

Por eso, la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI) pide la coordinación europea en la lucha contra la alergia.

Por eso el Comité de Salud y Medio Ambiente de la Sociedad Respiratoria Europea reclama medidas urgentes para reducir las altas concentraciones de contaminantes atmosféricos peligrosos en Europa.