Cuando los políticos provocan alergia

Criptomeria japonesa o sugi

A menudo se dice que no se saben las causas exactas del brutal aumento de las alergias en todo el mundo, pero no siempre es así, en algunos casos conocemos la causa exacta y hasta podemos ponerle cara: son los responsables políticos, económicos y urbanísticos. Aquí tienes tres ejemplos que lo demuestran:

Sugi, el árbol de la alergia

Hasta después de la Segunda Guerra Mundial, los bosques japoneses estaban compuestos por diferentes especies de árboles y poca gente sufría de alergia al polen.

Pero una decisión política, que supuestamente iba acarrear beneficios económicos, lo cambió todo: reemplazar los variados bosques autóctonos por un solo árbol de rápido crecimiento para satisfacer las necesidades de la construcción.

Así el gobierno financió la tala de robles, arces y otras muchas especies para reemplazarlos por la criptomeria japonesa o sugi cambiando completamente el  paisaje.

Con el paso de los años estos árboles empezaron a producir grandes cantidades de polen y en los años 60 comenzó a extenderse la alergia al polen.

Pero ese fue solo el comienzo porque el sugi llega a su máxima producción de polen cuando tiene unos treinta años. Antes de que esto ocurriera, la demanda de su madera bajó debido a la aparición de otros materiales de construcción y a la llegada de maderas extranjeras más baratas.

Y esto provocó que los árboles no se talaran y fueran envejeciendo, produciendo más polen y provocando más alergias.

En 1970, alrededor del 50% de los ejemplares de cryptomeria tenía más de diez años y solo el 25%, más de veinte años.

En el año 2.000, casi el 85% tenía más de veinte años y más del 60%, más de treinta años.

Esta tendencia continúa y los árboles producen cada vez más polen, que forma verdaderas nubes que condicionan la vida de nada menos que 25 millones de japoneses que sufren de alergia al polen.

Ahora las autoridades intentan paliar la situación plantando una variedad de sugi que no produce polen.

Si quieres conocer mejor esta historia y lees inglés, te recomiendo un artículo del New York Times titulado Japan’s Cedar Forests Are Man-Made Disaster y el artículo de la Wikipedia Hay fever in Japan.

Islamabad, capital mundial de la alergia

Un presidente de Pakistán llamado Ayub Jan decidió que el país necesitaba una nueva capital que se llamaría Islamabad, que en lengua urdú significa habitado por el Islam.

Para fundarla eligió una zona cercana a la antigua ciudad de Rawalpindi, un terreno abrupto con muchos torrentes pero poca vegetación. Así que cuando empezaron a construir la nueva capital, hacia 1.960, arrojaron desde helicópteros semillas de la morera del papel (Broussonetia papyrifera), un árbol originario de Extremo Oriente.

Y consiguieron lo que los planificadores urbanos deseaban: una ciudad verde.

El problema es que la morera del papel acabó con la vegetación autóctona y se apropió de la ciudad, produciendo una enorme cantidad de polen y provocando que mucha gente sufra de alergia al polen.

Por eso,  Islamabad es la capital mundial de la alergia al polen, porque sus niveles de polen son asombrosos.

Su récord está en 55.000 granos de polen por metro cúbico.

Para hacerte una idea de lo que esto significa, piensa que 30 granos de polen de urticáceas es un nivel alto para los alérgicos al polen de parietaria, que en buena parte de España una concentración de 200 granos de polen de olivo es alta, aunque en Jaén el nivel de reactivación se ha establecido en 400.

Por suerte para los que sufren de alergia al polen y viven en Islamabad, la temporada que acaba de terminar ha sido benigna: ¡no llegó siquiera a los 40.000 granos de polen por metro cúbico!

Alérgicos gracias al diesel

Hace unos veinte años en España los motores diesel solo se usaban en en máquinas y vehículos de trabajo como taxis, camiones o autobuses. Pero las autoridades promovieron su uso haciendo que el gasóleo fuera más barato.

Por eso, hoy son raros los vehículos que utilizan gasolina.

¿Y eso que tiene que ver con las alergias?, te preguntarás.

Mucho, porque al combinarse el polen con las emisiones de los motores diesel, su capacidad para provocar alergias se multiplica por 27.

Por eso las reacciones alérgicas de muchas personas son ahora peores que antes del boom de los motores diesel.

Y por eso también personas que podrían no tener síntomas alérgicos en condiciones normales, los sufren al estar expuestas a la contaminación producida por los motores alimentados con gasóleo.

Lo dice la Sociedad Española de Inmunología Clínica y Alergia Pediátrica (SEICAP) y lo corroboran distintos estudios científicos:

la exposición a contaminación por diesel tiene un efecto facilitador de la inflamación alérgica, con un impacto potencial en alergias respiratorias como la rinitis y el asma.

Conclusión

Puede que la hipótesis de la higiene sea correcta y hoy haya más gente que nunca que sufre de alergias por exceso de limpieza.

Pero de lo que no cabe duda es que ciertas decisiones políticas provocan alergia.

Foto: TANAKA Juuyoh (田中十洋)/Creative Commons.

4 comentarios de “Cuando los políticos provocan alergia

  1. Este post es tan jugoso en material que da para muchisimos comentarios. Empecemos por el título que es muy gancho. Podemos pensar que en nuestros paises los politicos pueden causar estres o mas bien dis stress ( stress dañino) lo cual siempre está relacionado con aumento de la alergia y disminución de la inmunidad. En cuanto a los arboles nosotros tenemos en Montevideo ( capital) unos 22 000 plátanos que están entre los peores de los 30000 arboles ornamentales por sus efectos para la salud. El diesel no solo potencia los efectos de los polenes sino que también y al igual que el tabaco el efecto de los ácaros del polvo. Seguiremos

    • Muchas gracias, Dr Leon Gerner.

      Lamentablemente los plátanos están en las calles de Montevideo y Buenos Aires, pero también en Europa en las ciudades de España, Francia o Italia, siempre provocando alergias.

      ¡Muy interesante el dato del diesel y los ácaros!

      Un saludo y hasta pronto,

  2. nunca dejo comentarios pero tengo que darte totalmente la razon.en un tiempo en el que si no tienes un coche diesel pareces rarito hay que dejar claro que estos provocan aumento de las alergias y enfermedades respiratorias, y que aun siendo asi y es sabido que contaminan mas que un coche de gasolina… tienen beneficios a la hora de matricularlos por que expulsan menos co2,´´es como si tienes frio y en vez de subir las ventanillas enciendes la calefaccion´´,luego hacen una ley antitabaco…yo no fumo pero puedo elegir entrar a un bar o no, pero a la calle tengo que salir si o si !coño!.AQUI UN ALERGICO POST BOOM DEL DIESEL

    • Gracias, Xabier.

      También yo soy un alérgico post boom del diesel… y llevo un coche de gasolina.

Los comentarios han sido cerrados.