Cuanto más educación, más alergias alimentarias

Nuez

Un nuevo estudio realizado en Canadá ha hallado que los hijos de padres con educación superior tienen un riesgo mayor que otros niños de sufrir alergia a los frutos secos, al pescado, a los cacahuetes y al sésamo.

Los resultados de este estudio concuerdan con otros realizados previamente, pero los investigadores no conocen las razones que provocan esta situación y aventuran varias hipótesis:

Hipótesis de la higiene

El estilo de vida de los padres con educación universitaria suele llevarlos a tener familias pequeñas que habitan viviendas bien saneadas y poco expuestas al ganado y otros animales.

Familias que sufren pocas infecciones y usan más antibióticos y vacunas que el resto de la población, lo que reduce la cantidad de microbios a los que los niños están expuestos.

Y esto a su vez provocaría las alergias.

Es lo que se conoce como hipótesis de la higiene.

Indicaciones médicas

Puede que los padres con mejor educación siguieran más estrictamente que otros las indicaciones médicas, que hasta hace muy poco sugerían esperar a que los niños tuvieran una cierta edad para darles ciertos alimentos como los cacahuetes, que pueden provocar alergias.

Más información y diagnóstico

Podría ser también que los padres con educación superior tuvieran más información sobre la salud que otras personas y ante una reacción de sus hijos provocada por ciertos alimentos consultaran al médico y obtuvieran un diagnóstico, mientras que otros padres no lo hicieran.

Así los hijos de padres más educados estarían diagnosticados de alergias alimentarias, mientras que otros niños también podrían sufrirlas sin tener un diagnóstico.

Fuente: Journal of Allergy.