Defender la biodiversidad para luchar contra la alergia

Ombligo

Sabemos que el cambio climático trae más alergia y asma, pero hoy, en el Día Mundial del Medio Ambiente, conviene recordar también que defender la biodiversidad es luchar contra la alergia.

Nuestros amigos los microbios

Y cuando hablamos de biodiversidad, no solo debemos pensar en las plantas y animales que podemos apreciar a simple vista, también debemos tener en cuenta a los microbios, esos pequeños seres microscópicos que habitan nuestra piel e incluso se desarrollan en el interior de nuestro cuerpo.

Porque la reducción de este aspecto de la biodiversidad se relaciona con distintas enfermedades inflamatorias, como la alergia y el asma.

Por eso, también defender esta olvidada forma de biodiversidad es luchar contra la alergia y el asma.

Un interesantísimo artículo científico publicado en la revista de la Organización Mundial de la Alergia (WAO en sus siglas inglesas) llama la atención sobre este aspecto olvidado de la vida y su relación con las enfermedades que nos afectan.

Antibióticos

Esta publicación es muy importante porque se trata de una toma de posición de la WAO y recuerda que el uso de antibióticos durante solo una semana, modifica nuestra flora intestinal durante nada menos que tres años.

El trabajo aborda también otros factores que contribuyen al aumento de las alergias, como la inmigración y factores ambientales como la contaminación del aire y el cambio climático.

Para luchar contra la alergia, el documento propone no solo defender la biodiversidad y a nuestros amigos los microbios, sino promover la actividad física, la dieta saludable y la implementación de un plan global contra la alergia.